lunes, 18 de julio de 2011

Más bufandas

Mi hermano me confecciono una horquilla regulable pero no se me ocurría con que estrenarla hasta que vi una lana peludita y fue la excusa perfecta para comenzar a usarla. La experiencia y creo el resultado fue bueno, me fue muy fácil tejer con esta técnica pues es muy rápida y entretenida.Todavía no tiene dueño pero creo será para mi mamá.



Vane me pidió que le tejiera un cuello , encontré las indicaciones para hacer este... pero no sé si es lo que quería veremos cuando se lo entregue.



Esta es mía, no me la tejí yo, me la regalo mi cuñada Analia que también se ha convertido en adicta al crochet..¡¡ que suerte!!! otro motivo para conpartir mates y charla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada