domingo, 24 de abril de 2011

Pascuas

Una de las ventajas de estar jubilada es disponer de tiempo para realizar aquellas cosas que uno fue dejando de hacer y que ahora es posible realizar. La cocina es otra de mis adicciones y precisamente al disponer de más tiempo he comenzado a practicarla mas profundamente ( no era que antes no cocinaba!!!) . Al ver en los supermercados la aparición de los huevos de Pascua se me ocurrió volver a fabricarlos como lo hacia cuando mi hijo Ignacio era pequeño, pues me puse a pensar que a Santiago nunca se los había hecho, sin pensar demasiado compre lo necesario y aquí les muestro el resultado. Me produjo mucho placer hacerlos (son fáciles) , escuchar a Ignacio que se acordaba de cuando los hacía y ver la cara de alegría de Santiago cuando abrió su huevo y encontró como sorpresa tapitas de cervezas ( las colecciona) , a Ignacio le puse de sorpresa monedas viejas (las colecciona) y a Vane un aro ( no los colecciona pero le encantan..bueh con todos los que tiene podría comenzar una colección!! ja ja ) . Creo fue una buena ocurrencia haberlos fabricado y personalizados. Me quedaron ESPECTACULARES!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada