miércoles, 15 de junio de 2011

Ovillos y más ovillos, ovillitos.....ovillitos...

Creo a todas las tejedoras nos debe suceder lo mismo con los restos de lana que nos van quedando de nuestros trabajos, estamos siempre pensando y buscando la forma de utilizarlos para que no se conviertan en montañas coloridas pero improductivas. Bueno aquí les muestro como utilice algunos retazos y de paso alegre mi cocina también le cambie la cara a mis banquitos. Es todo muy fácil, simplemente tejí en círculos el diámetro de los frascos y de los bancos , luego tejí una vuelta sin aumentos y después una o dos mas disminuyendo, esto dependerá de cada objeto con el que uno trabaje. A la botella simplemente le pegue lanas de distintos colores.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada